lunes, 25 de julio de 2016

CERRADO POR VACACIONES



Hola chic@s. Tras varios días pensando si daba vacaciones al blog o no, al final he decidido dárselas. Muchos blogs están inactivos durante los meses de Julio y Agosto y hay menos interacción entre nosotros. Yo soy la primera que no publico mucho por culpa del calor y estaré fuera unos días desconectada de todo literalmente ya que a donde voy no hay Wifi (me voy a perder  por la montaña en busca de fresquito y buenas excursiones, que la playa y el sol no son lo mío).
Así que con esta pequeña entrada me despido de vosotr@s hasta Septiembre, no sin antes daros las gracias por estar ahí y dedicarme vuestro tiempo. Somos pocos pero bien avenidos y espero y deseo que a partir del "nuevo curso", consiga llegar a más gente. 

Aunque no publique, continuaré tomando nota de mis lecturas, desvarios y todo aquello que crea oportuno compartir en este espacio de la blogosfera para retomar la actividad en el blog con muchas ganas y material nuevo. Y siempre que me sea posible, continuaré pasando por los vuestros a dejaros algún comentario. Igualmente me podréis seguir en redes sociales (Twitter y Facebook).

Mis mejores deseos para lo que queda de verano a tod@s.

¡Nos leemos a la vuelta!

Twitter: @autumn_angelica

Facebook: https://www.facebook.com/La-chica-que-hay-en-m%C3%AD-917558784953454/?ref=aymt_homepage_panel



miércoles, 20 de julio de 2016

EL DÍA QUE EL CIELO SE CAIGA DE MEGAN MAXWELL

      


      Editorial: Esencia
      Número de páginas: 413
Fecha de publicación: 31 de mayo de 2016

¡¡Cuidado!!  La sinopsis es un tremendo spoiler.

Sinopsis

“La sangre te hace pariente, pero solo la lealtad y el amor te convierten en familia.”

Alba y Nacho se conocen desde que eran niños. La conexión entre ellos es muy especial y aumenta con el paso de los años, hasta que ella se casa y, obligada por su marido, se distancia de él. Nacho se marcha a Londres. Allí encontrará al amor de su vida, a quien luego perderá a causa de una desconocida enfermedad. Alba, que no sabe lo mal que lo está pasando su amigo, acude a él tras su fracaso matrimonial. Su reencuentro crea una unión irrompible, pero al cabo de poco tiempo ella descubre que Nacho también está enfermo. En su afán por ayudarlo a luchar contra lo que parece inevitable, Alba conocerá a Víctor. Y lo que en un principio no son más que encuentros fortuitos, se acaba convirtiendo en un amor incondicional que le permitirá superar sus miedos e inseguridades. Esta novela hará que te cuestiones varias cosas: ¿por qué el destino es capaz de hacernos encontrar a nuestra media naranja en el peor momento de nuestra vida? ¿Por qué siempre decimos que se mueren los buenos y los malos se quedan aquí para fastidiarnos? 

Si quieres conocer el desenlace de esta tierna, emotiva y dura historia de amor y amistad, no te pierdas El día que el cielo se caiga.



Sobre la autora
Megan Maxwell es una reconocida y prolífica escritora del género romántico. De madre española y padre americano, ha publicado las novelas Te lo dije (2009), Deseo concedido (2010), Fue un beso tonto (2010), Te esperaré toda mi vida (2011), Niyomismalosé (2011), Las ranas también se enamoran (2011), ¿Y a ti qué te importa? (2012), Olvidé olvidarte (2012), Las guerreras Maxwell. Desde donde se domine la llanura (2012), Los príncipes azules también destiñen (2012), Pídeme lo que quieras (2012), Casi una novela (2013), Llámame bombón (2013), Pídeme lo que quieras, ahora y siempre (2013), Pídeme lo que quieras o déjame (2013), ¡Ni lo sueñes! (2013), Sorpréndeme (2013), Melocotón loco (2014), Adivina quién soy (2014), Un sueño real (2014), Adivina quién soy esta noche (2014), Las guerreras Maxwell. Siempre te encontraré (2014), Ella es tu destino (2015), Sígueme la corriente (2015), Hola, ¿te acuerdas de mí? (2015), Un café con sal (2015), Pídeme lo que quieras y yo te lo daré (2015), Cuéntame esta noche. Relatos seleccionados (2016), Oye, morena, ¿tú qué miras? (2016), El día que el cielo se caiga (2016) y Soy una mamá (2016), además de cuentos y relatos en antologías colectivas. En 2010 fue ganadora del Premio Internacional Seseña de Novela Romántica, en 2010, 2011, 2012 y 2013 recibió el Premio Dama de Clubromantica.com, y en 2013 recibió también el AURA, galardón que otorga el Encuentro Yo Leo RA (Romántica Adulta). Pídeme lo que quieras, su debut en el género erótico, fue premiada con las Tres plumas a la mejor novela erótica que otorga el Premio Pasión por la novela romántica. Megan Maxwell vive en un precioso pueblecito de Madrid, en compañía de su marido, sus hijos, sus perros Drako y Plufy  y sus gatas Julieta y Peggy Su.



Opinión personal
A pesar de haber leído algunos de sus títulos como Te lo dije, Te esperaré toda mi vidaOlvidé olvidarte o Casi una novela, Megan Maxwell no está entre mis escritoras preferidas. De hecho me decidí a leerlo al ver que habían traído un ejemplar a la biblioteca y no perdía nada por probar. Y si bien cumple con los requisitos de una novela dramática, no me ha acabado de convencer.

Dejadme por eso que os diga primero de todo que parte de mi decepción se debe a que la sinopsis es un gran spoiler donde los haya, de ahí el aviso en la cabecera de la reseña.

La novela abre con un prólogo en 1970 donde Alba y Nacho, nuestros protagonistas, se conocen siendo niños y establecen un vínculo de amistad muy fuerte. Nacho ha perdido a sus padres y él junto con sus hermanos, Luís y Lena, van a vivir con la yaya Remedios. Ésta es vecina de la familia de Alba y entre todos forjarán unos lazos afectivos iguales a los de una gran familia.

A continuación seremos testigos de cómo van creciendo y cada uno toma las riendas de su vida como puede. Alba, casándose con un hombre que no le augura nada bueno y Nacho yéndose a vivir a Londres para trabajar para una conocida firma de moda donde hará carrera.

Alba se distanciará de su amigo y no será hasta que tome conciencia de su fallido matrimonio cuando vuelva a retomar el contacto con Nacho. Un Nacho que la recibe con los brazos abiertos y sin rencores pero con un aspecto muy desmejorado. Será a partir de aquí cuando la novela nos mostrará su cara más dramática al mismo tiempo que nos dará una lección sobre la amistad, la familia y los prejuicios.

Para los que ya tenemos una edad, volveremos a vivir en los 33 capítulos más epílogo en los que se divide la novela, toda la movida madrileña, los locales que estaban de moda en los años ’80 y ’90, campañas publicitarias de la época que seguro muchos recordáis todavía y algún guiño que solo los que tuvimos una infancia y adolescencia en esas décadas podremos entender. Las generaciones más jóvenes quizá tendréis que echar mano de vuestros padres o buscar por Internet.

Pero tranquilos que esto no afecta para nada que podáis disfrutar de la novela ya que todo su peso recae en el mensaje que nos transmite la frase La sangre te hace pariente, pero solo la lealtad y el amor te convierten en familia.” Y es que no estamos ante una historia de amor a las que Megan nos tiene acostumbrad@s. De hecho apenas hay una escena de sexo en todo el libro y solo cuando la ocasión lo merece y se hace necesario en la trama. Así como tampoco encontraremos su característica ironía en los diálogos de los personajes. Esta es una novela dramática en el amplio sentido de la palabra. Y a pesar de que yo no lloré, he leído varias críticas y opiniones en las aseguran haberlo hecho y mucho. En mi caso no sé si fue porque desde el principio supe qué desconocida enfermedad me iba a encontrar o que este no era el momento ideal para leer una novela de esta envergadura. Pero al menos he disfrutado con la idea de que muchos de nosotros tenemos alguna o algunas personas a nuestro lado que sin llevar nuestra misma sangre, son tan o más importantes que aquellos con los que compartimos árbol genealógico.

Si no habéis caído en la tentación de mirar la sinopsis o mis palabras os han llamado la atención de alguna manera, dadle una oportunidad ni que sea para conocer una faceta diferente de la autora. Ya que estáis frente a una novela que se escribió hace muchos años por causas personales de la propia Megan y que bajo ese bonito título El día que el cielo se caiga, ahora ha visto la luz con temas que por desgracia siguen siendo de plena actualidad.


Nos leemos en el próximo post.

domingo, 17 de julio de 2016

RECETA MAGDALENAS DE LIMÓN Y FRUTOS DEL BOSQUE

¡Hola chic@s! ¿Cómo lleváis esta tarde de domingo? Seguro que muchos estáis en la piscina refrescándoos o en compañía de alguna buena lectura.  Yo viendo que se acerca otra ola de calor y me veo vegetando de nuevo junto al ventilador, he decidido hornear algo. Hace mucho que no cocinaba nada de repostería y me apetecía mucho. En esta ocasión me he decantado por unas magdalenas de limón con frutos del bosque que espero tomar ahora en la merienda o mañana con el café del desayuno.

Os dejo la receta por si os animáis o la queréis guardar para más adelante cuando ponerse delante del horno  no sea una tarea suicida.



Ingredientes:

1 yogur de limón
1 medida de yogur de aceite de oliva
2 medidas de azúcar
3 medidas de harina
4 huevos
1 sobre de levadura en polvo
Ralladura de limón
Frutos del bosque o rojos congelados (no especifico cantidad porque lo dejo a gusto del consumidor)

*En la fotografía solo salen 8 pero salen un total de 16 magdalenas.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Echamos el yogur en un bol y utilizamos el vasito como medida. Batimos los huevos con el azúcar y luego añadimos la levadura con la harina tamizada y el aceite. Por último añadimos la ralladura de limón. Batiremos después de añadir cada uno de los ingredientes.

Rellenamos los moldes hasta la mitad de la cápsula e incorporamos los frutos rojos.

Horneamos durante 25 minutos a 170ºC o hasta que al pinchar la masa con un palillo este salga limpio. Ya sabéis que aquí siempre depende del horno que tenga cada uno.

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.


Como veis es muy fácil, no ensucia nada e incluso se puede hacer con los más pequeños de la casa, si tenéis.


Nos leemos en el próximo post.

viernes, 15 de julio de 2016

TE ESPERARÉ DE J. LYNN ( JENNIFER L. ARMENTROUT)



Editorial: SUMA INTERNACIONAL
      Número de páginas: 382
      Fecha de publicación: 29 de enero de 2015


Sinopsis
Hay cosas que merece la pena esperar
Cameron Hamilton es un metro noventa de irresistible atractivo completado con un par de imponentes ojos azules y una increíble capacidad para hacer que Avery desee cosas que creía que le habían sido arrebatadas para siempre. Sabe que tendría que mantenerlo lejos, pero Cam parece tropezarse con ella en cada esquina del campus. Con su encanto, sus bromas... y ese maldito hoyuelo que aparece cuando sonríe.
Hay cosas que merece la pena experimentar
Lo último que esperaba Avery en su nueva vida universitaria era atraer la atención del único chico que puede hacer pedazos el frágil futuro que está intentando construir. Pero ignorar la tensión ardiente que surge entre ellos -y que saca un lado de Avery que ella ni siquiera sabía que existía- es imposible.
Y hay cosas por las que merece la pena luchar
Avery tendrá que enfrentarse a su pasado si quiere olvidar. Pero cuando la verdad salga a la luz ¿podrá seguir contando con Cam?
Sobre la autora
Jennifer L. Armentrout, también conocida como J. Lynn, es autora de libros que se han situado entre los más vendidos en las listas de The New York Times y USA Today con las sagas Te esperaré, Lux y The Gamble Brothers. También es la autora de la premiada saga Covenant. Cuando no está ocupada escribiendo, lo cual no sucede casi nunca, se encuentra perdiendo el tiempo en Twitter o jugando con su perro Loki. Vive con su marido en Virginia Occidental.



Opinión Personal
Este es uno de esos libros que a medida que vas leyendo no puedes evitar preguntarte “¿Cómo no lo he leído antes?” y que corrobora que mi relación con la escritora Jennifer L. Armentrout es parecida a una montaña rusa. He leído poco de ella  y por el momento debo decir que me sigue gustando más su obra realista, por decirlo de alguna manera, más que la fantástica, sin desmerecer para nada esta última. Simplemente que he disfrutado mucho más el título que reseño a continuación y el thriller Cuidado. No mires atrás que Obsidian o Cazadora de Hadas.

Avery Morgansten ha decidido dejar atrás su Texas natal para empezar de nuevo en la universidad de Shepherdstown, en Virginia Occidental. Un lugar totalmente nuevo que le ofrece la posibilidad de pasar desapercibida y vivir sola. Todo apunta a que sufrió un percance hace cinco años del que no ha sabido recuperarse y buscará refugio en sus estudios para convertirse en historiadora.

Cameron Hamilton es el chico más guapo que Avery haya visto jamás con un porte atlético, unos profundos ojos azules y su cabello negro ondulado. A pesar de que él ya se encuentra cursando tercero, coinciden en clase de Astronomía.

Entre ellos surge una amistad muy peculiar a raíz de un encontronazo el primer día de clase y desde entonces ambos serán inseparables. Se establece una rutina de amistad y compañeros de pasillo (pues viven en el mismo bloque de apartamentos) que, unido a una fuerte atracción sexual, hará que salten chispas cada vez que están juntos. Pero no de una manera carnal o puramente física ya que como he señalado, Avery y Cam son los mejores amigos que pueda haber, sino con muestras de aprecio, respeto, diálogos divertidísimos y muchas pullas entre ellos como suele ocurrir en este tipo de relaciones.

Porque para pasar al siguiente nivel, Avery tendrá que dejar escapar el pasado si quiere conseguir tener un presente con Cam. Éste también ha sufrido lo suyo pero lo ha aceptado y asumido las consecuencias, mientras que Avery todavía no es capaz de hablar siquiera de ello y menos pasar página para permitirse ser totalmente feliz.

Una historia que puede sonar al típico chica conoce a chico (que no os voy a negar que se así ya que estamos hablando de New Adult) pero con unos valores y mensaje muy profundos para que el lector se replantee cómo quiere vivir a partir de ahora su día a día pese a los errores que pueda haber cometido a lo largo de su vida.

Tanto Avery como Cam son dos personajes hacía los que sientes mucha simpatía y cierto pesar por lo que han sufrido, sobre todo ella. Dos protagonistas alejados de los estereotipos de chica dulce y chico malo para mostrarnos una cara más amable y real. Creerme cuando os digo que Cam está a la altura de cualquier caballero que os podáis encontrar en la literatura romántica del siglo XIX y que os enamorareis de él ya en las primeras páginas por su ternura y sencillez. Avisadas estáis.

Y como no podía ser de otra manera, el elenco de personajes secundarios no podía ser menos. Jacob y Brittany, los mejores amigos de Avery; o Ollie, el compañero de piso de Cam, os harán reír a carcajadas con sus ocurrencias.

Te esperaré es un libro que he disfrutado de la primera a la última página y que se va derechito a mi lista de lecturas preferidas de este año. Por mencionar alguna pega, lo único que diría es que creo que la escritora abusa de los puntos suspensivos (aunque yo no soy filóloga ni correctora para saber si está mal) y que hubiese escogido otra portada. Con los diseños tan bonitos que suelen tener las obras de Jennifer L. Armentrout, encuentro que esta no le hace justicia. 


            

Por otro lado, me gustaría añadir que la editorial se tendría que replantear el traducir los otros libros de la saga porque estoy segura que tendrían tan buena acogida como este. Como ejemplo mencionar que nuestras autoras más prolíficas en este subgénero, están cosechando mucho éxito con historias que han nacido de los personajes secundarios de sus primeras novelas y su público (en el que me incluyo) no se cansa y cada día demanda más.

Y vosotr@s, ¿lo habéis leído?, ¿os ha llamado lo suficiente como para tenerlo en cuenta? Y en caso de conocerlo, ¿estáis de acuerdo en que se tendrían que publicar los otros títulos en español?


Nos leemos en el próximo post.

lunes, 4 de julio de 2016

WRAP UP JUNIO

¡Hola chic@s! ¿Cómo lleváis el verano? Espero que mucho mejor que yo. Como buena hija de la casa Stark, las altas temperaturas no son lo mío y, a pesar de que estoy deseando que llegue agosto para irme de vacaciones, no os negaré que estoy contando los días que faltan para que lleguen mis queridos otoño e invierno y volver a la rutina habitual de días más cortos, las hojas secas, los cafés humeantes y las chaquetas y pañuelos al cuello. ¡Qué le vamos a hacer! Disfruto más leyendo al amparo de la calefacción o una buena manta que con el ventilador o el aire acondicionado.

Como ahora llevaba unos días sin aparecer por el blog (en parte culpa del calor) y  aprovechando que estamos a principios de  mes, os traigo el resumen de las lecturas que me han acompañado a lo largo del pasado mes de junio. Un total de 6 novelas; dos relatos y una novela muy cortita, sin tener en cuenta un libro que tuve que abandonar. Enseguida sabréis cual.


                Soundtrack. La banda sonora de nuestra vida de Elena Castillo Castro
Mi primera incursión a la pluma de Elena con un resultado más que excelente. Una novela que adquirí en seguida que salió a la venta y que leí de una sentada pasando de la carcajada a la lágrima con una facilidad pasmosa pero muy realista y mucha música inyectada en vena. Con unos personajes masculinos fuera de los estereotipos habituales a los que llevas en tu corazón para siempre. ¡Hermanos Butler forever!


                                        La sombra de la araña de Amaia Felices
El único título que me ha decepcionado más porque lo que se plantea en la sinopsis no es para nada lo que de verdad encontramos en la novela y por abusar de los clichés. Pero como ya señalé en la reseña, espero poder leer algo más de Amaia para quitarme el mal sabor de boca.


                                       Un verano en la Provenza de Olivia Ardey
¡Qué decir de Olivia que no sepáis! Una apuesta segura dentro de la romántica española. Su trama y sus personajes, tanto principales como secundarios, no dejan indiferente a nadie y sus descripciones son tan precisas y bellas que resulta imposible no verse arrastrado a los campos de lavanda en la Provenza y las calles de París. Si todavía no os habéis estrenado con ella, esta es una novela perfecta para hacerlo.


                                          La portadora de almas de Victoria Vílchez
Una novela juvenil paranormal que me sorprendió gratamente ya que de Victoria solo conocía hasta la fecha su faceta New Adult. Sin duda, una escritora que seguiré teniendo en cuenta para futuras lecturas.


 Lady Midnight de Cassandra Clare y el relato La fiesta de compromiso
¡Uf! No tengo palabras o más bien no hay palabras suficientes para expresar lo mucho que disfruté con esta nueva entrega de Cazadores de Sombras. Y debo reconocer que tenía mucho miedo a que con esta entrega Cassandra hubiese explotado ya el tema y me llevara un chasco. ¡Para nada! Superó todas mis expectativas y por lo que he podido comprobar en redes sociales y otros blogs, el sentimiento es compartido.
Del relato no puedo contar nada por su brevedad y porque sería imposible hacerlo sin spoilers.


                                        Todos tus recuerdos de Victoria Vílchez
Un relato que me hacía mucha falta tras la lectura de Lady Midnight para empezar a cambiar de chip y reafirmarme en mi decisión de tener muy presente a Victoria de ahora en adelante.


                                                 Cinco minutos de Faith Carroll
Como tengo pendiente leer El chico del origami de la misma escritora, primero quise probar con esta novela de apenes cinco capítulos y cuarenta y dos páginas para tomar conciencia de su estilo. Y el veredicto ha sido totalmente favorable. Espero no tardar mucho en hacerme con él y leerlo para poder transmitiros mis impresiones esta vez con una reseña completa.


                                                    Enlazados de Rainbow Rowell
Bueno… este es el libro que abandoné (concretamente al llegar al final del capítulo 13, página 90). Y es que Rainbow Rowell y yo no nos acabamos de entender. Así como Fangirl me gustó muchísmo, Eleanor & Park no consiguió atraparme. Y lo mismo ha pasado con este. Pero no cedo tan fácilmente y lo voy a volver a intentar con Segundas Oportunidades, que si bien para mí será ya la tercera, vamos a ver si consigo empatizar de una vez por todas con algún personaje o la trama. Ya os contaré.

Como veis, otro mes en el que sigo apostando mayoritariamente por el producto nacional y que pone el listón muy alto y es un claro ejemplo de la buena literatura que hay en nuestro país. Ahora solo deseo que este mes de julio sea tan productivo o más que el que dejamos atrás.

¿Habéis leído o tenéis pensado leer alguno? Y al igual que hice el mes pasado con Rompiendo las reglas de María Martínez, esta vez mi apuesta va para Soundtrack y Lady Midnight. ¿Me equivoco? Espero vuestros comentarios.


Nos leemos en el próximo post.